Devocional Diario


«Aunque tengas graves problemas, yo siempre estaré contigo; cruzarás ríos y no te ahogarás, caminarás en el fuego y no te quemarás.» (Isaías 43:2)

Te sientes cansado, sin fuerzas, desmotivado y confundido? Consideras que te debería ir mejor de cómo te va, no alcanzas a comprender porque todo se pone en contra? No sientes ganas de orar porque hasta a veces dudas si Dios está o no contigo?

Llega un momento en donde crees que no eres digno de estar con Dios, en donde sientes que no vale la pena seguir luchando, en donde estas a punto de rendirte, si te sientes así DIOS te dice: «No te alejes de mí, no te rindas ahora, no estás solo, jamás lo has estado, te he prometido estar contigo todos los días de tu vida y lo voy a cumplir, porque no miento, ni me arrepiento, por lo tanto sigue luchando, síguelo intentando.

Levanta tu cabeza! porque yo soy tu socorro. Esfuérzate! porque yo voy a tu lado. Avanza! porque conmigo eres más que vencedor. Sonríe! porque tu sonrisa es mi gozo.»